Bioestimulantes: ¿Los nuevos abonos?


¿Sabías que los fabricantes de fertilizantes y fitosanitarios están ampliando sus investigaciones más allá de la nutrición y el control sanitario? Los bioestimulantes son la nueva apuesta para solucionar problemas en los cultivos haciendo a las plantas resistentes a ciertas plagas y logrando que absorban mejor nutrientes promoviendo sinergias beneficiosas en momentos complicados. Para saber más sobre ellos, sigue leyendo.

New Call-to-action

Qué son los bioestimulantes

Los bioestimulantes son la sustancia o microorganismo diseñado para su aplicación en plantas de cultivo, semillas o raíces con el objetivo de estimular y regular procesos biológicos. De este modo, se mejora la disponibilidad de nutrientes y se absorben mejor. Además, los bioestimulantes mejoran la tolerancia de la planta al estrés abiótico.

Son compuestos orgánicos que se obtienen a partir de extractos de plantas, algas, bacterias, hongos beneficiosos y ácidos húmicos que contienen un amplio rango de elementos bioactivos.

Estas sustancias, aplicadas en los cultivos, son cada vez más utilizadas. Pueden ayudar a resolver aquellos aspectos que resultan ineficientes en la agricultura a pesar de la mejoría que han experimentado las prácticas productivas. La idea es que los agricultores los empleen para aumentar los rendimientos y la calidad de sus cosechas. Logran producir más con menos insumos tradicionales.

Para qué sirven los bioestimulantes

En gran medida, los bioestimulantes son sustitutos de los fertilizantes, y al aplicarlos consigues:

  • Incrementar la tolerancia de los cultivo a situaciones de estrés abiótico, como un trasplante, temperaturas extremas, sequía, heladas, salinidad, fallos en las podas… 
  • Facilitar la asimilación de nutrientes, traslocación y uso.
  • Mejorar la calidad del cultivo: incremento de azúcares, mejor color, tamaño, etc. Una mayor calidad se traduce en más beneficios para los agricultores, pero también para los consumidores que tienen acceso a productos más sanos y nutritivos.
  • Recuperar plantaciones que han atravesado un estrés severo.
  • Aumentar la resistencia a las plagas y enfermedades.
  • Mejorar el metabolismo de la planta para mejorar la cosecha y la calidad de esta.
  • Incrementar la fertilidad del suelo, especialmente favoreciendo el desarrollo de microorganismos. Un suelo saludable y rico en microorganismos es más saludable, retiene el agua de un modo más eficaz y resiste mejor a la erosión.
  • Hacer, por tanto, un uso del agua más eficiente.

Bioestimulantes VS fertilizantes tradicionales: sus ventajas

Los bioestimulantes agrícolas son complementarios a la nutrición. Protegen los cultivos gracias a que actúan directamente sobre el vigor de la planta. Por su parte, los fertilizantes y fitosanitarios actúan sobre el medio en el que se encuentra la planta o sobre la enfermedad y plaga que le afecta.

Además, los bioestimulantes no contaminan los suelos y acuíferos, son biodegradables, no dañan la flora y fauna auxiliar y tienen un plazo de seguridad mínimo, sin residuos para el cultivo ni los frutos.

Suelen asociarse con la agricultura orgánica o ecológica, pero gracias a la investigación empiezan a tener un papel determinante en la agricultura convencional. Con ellos, los agricultores pueden hacer frente a los desafíos que enfrentará la agricultura mundial en las próximas décadas. Las demandas de alimento de una población creciente, hacen necesaria aumentar el rendimiento de los cultivos; esto puede lograrse con los bioestimulantes. 

Otro desafío es la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias: sequías, salinidad, temperaturas extremas, etc.

Todos los tipos de estrés relacionados con el cambio climático hacen necesarios cultivos resistentes y fuertes que logren optimizar los esfuerzos de los agricultores y el rendimiento de sus cultivos. 

Como hemos visto, los bioestimulantes son un producto relativamente nuevo. Si te decides a probarlos, es necesario que estudies bien sus efectos para saber cuál sería el más conveniente en tu caso y determinar si te resultaría rentable.

Recuerda que con Agroptima puedes reflejar la relación de insumos y rendimientos para evaluar si merece la pena el coste de los bioestimulantes con respecto a las mejoras que ofrecen.

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo